tecnoysoft software y tecnologia

Por qué no avanza el escritorio Linux

Mucho se ha hablado del fracaso de Linux en el escritorio, yo no lo veo exactamente así, es un tema controvertido y más complejo de lo que en principio podría parecer. Pero eso lo dejamos para el final, no adelantemos acontecimientos.

Un Poco de historia

En 1983 Richard Stallman, físico, programador estadounidense y fundador del movimiento del software libre, anuncia el proyecto GNU. Un proyecto cuyo objetivo consistía en proporcionar una alternativa libre al sistema operativo UNIX, algo que casi se consigue si no fuese porque faltaba algo fundamental, el kernel o núcleo del sistema denominado GNU Hurd. Un proyecto que no avanzaba por buen camino, un auténtico lastre para el objetivo final.

El 26 de agosto de 1991 se produce un acontecimiento que cambiaría la historia y el destino final del proyecto GNU. Linus Torvals, estudiante de computación finlandés, anuncia en el grupo de noticias comp.os.minix lo siguiente:

«Estoy haciendo un sistema operativo (gratuito, solo un pasatiempo, no será nada grande ni profesional como GNU) para clones AT 386(486). Llevo en ello desde abril y está empezando a estar listo. Me gustaría saber su opinión sobre las cosas que les gustan o disgustan en minix, ya que mi SO tiene algún parecido con él.[…] Actualmente he portado bash(1.08) y gcc(1.40), y parece que las cosas funcionan. Esto implica que tendré algo práctico dentro de unos meses…»

Tras el anuncio del proyecto, de inmediato se unieron esfuerzos y a finales de ese mismo año ya se disponía de un núcleo compilable. Pero no fue hasta el 14 de marzo de 1994 cuando por fin, se publica la versión Linux 1.0.0, que constaba de 176.250 líneas de código.

Inevitablemente, el proyecto final pasa a denominarse popularmente GNU/Linux. Algo que despierta ciertos recelos, pero era eso, o negar la existencia y utilidad del núcleo Linux y esperar a que se produzca el “milagro” GNU Hurd. Y digo milagro, porque al día de hoy aun sigue siendo un proyecto con demasiados problemas. Reconocido hasta por el mismo Richard Stallman.

Nace GNU/Linux

Conocido popularmente como Gnu/Linux empiezan a publicarse las primeras distribuciones. La más antigua aun en mantenimiento no es otra que Slackware, creada en 1993 por Patrick Volkerding para usuarios avanzados. No olvidemos que no fue hasta finales del siglo pasado que se publicaron los primeros entornos gráficos de escritorio. En 1996 Xfce, en 1997 GNOME, en 1998 KDE, etc.

Nunca hubo un proyecto real, aunque las distribuciones eran funcionales, en un principio solo se pensaba en usuarios avanzados. Mientras, Windows se ocupaba del usuario domestico, una diferencia que marcaría un futuro nada prometedor para el escritorio Linux.

Faltó un proyecto real. Cierto que las circunstancias no ayudaron, la falta de un núcleo útil para el proyecto GNU y la llegada del núcleo Linux como alternativa real, provocó que cada cual fuese a su aire. Sin tener claro a qué público se quería llegar, el futuro se mostraba realmente incierto. No soy nadie para juzgar, creo que sobró ilusión y faltó proyecto. Algo que marcaría para siempre el destino final del escritorio Linux.

¿Por qué no avanzamos?

Pensar que hay una sola respuesta para una cuestión de ese calibre, es un error, se supone que nuestra cuota de mercado ronda el 3%, ¿por qué no avanzamos?

Pues el error principal fue la falta de un proyecto real, cada uno fue a su aire sin plantearse algo concreto, como a dónde y a quien se quería llegar. A eso hay que sumarle que no era un producto comercial, o sea, desde un principio no estuvimos en el mercado, carecíamos de un sistema de distribución que nos acercarse al gran público.

Mientras, Windows se centraba en el usuario domestico y cada pc que se vendía, venia con Windows preinstalado. En tecnología suele suceder que el que da primero da dos veces, y en el caso que nos ocupa se ha cumplido a rajatablas.

Hemos avanzado mucho, la facilidad de uso hace años que dejó de ser un inconveniente y, aun así no avanzamos. Hasta aquí, más o menos lo que llevamos décadas debatiendo y exponiendo como causas del fracaso de escritorio. Pero a mi entender hemos pasado por alto lo simple, lo sencillo. Nos centramos en lo complejo y olvidamos que a veces la respuesta se encuentra en la sencillez.

La Necesidad

Esa es la clave de nuestro estancamiento, la falta de necesidad.
¿Qué busca el usuario común?
Un sistema operativo reconocible y fácil de usar, disponible en el mercado y con nombre propio: Windows. Eso es lo que vende, considerar que por el hecho de ser software libre y respetar los derechos del usuario sería algo significativo, ha sido un error. Con todo eso no digo que cuestiones como el software libre, respeto a los derechos del usuario o sostenibilidad no sean de importancia pero, ni han sido, ni son suficientes como para provocar una deriva a nuestro querido escritorio. No se ha producido ese cambio, más que nada, porque a pesar de todo no es este un tema de consciencia. Es la falta real de necesidad de cambio la que ha provocado y provoca el estancamiento del escritorio Linux.

Conclusión final

No hay mercado, los fabricantes lo hacen para Windows y los usuarios no tienen necesidad de cambio. Un panorama que se ha mantenido en el tiempo y nada indica que eso valla a cambiar. Espero que todo esto les sirva para reflexionar sobre el tema, en mi caso son ya casi veinte años como usuario de GNU/Linux y no es hasta ahora que me atrevo a aportar mi granito de arena a un tema tan importante y recursivo como el que nos ocupa.

Sin más, pedirles disculpas por la falta de continuidad de las publicaciones, pero solo publico cuando tengo algo que decir. Hasta la próxima, saludos.