Instalar Arch Linux puede ser una tarea un tanto complicada para principiantes al tiempo que engorrosa para los que tenemos algo más de experiencia. Esto se debe a que esta distribución no dispone de un instalador gráfico oficial, como estamos acostumbrados a ver en otras distribuciones, tan solo nos entregan una ISO que proporciona una serie de herramientas para permitir hacer una instalación más manual (desde terminal), experiencia que le recomiendo probar a todos siguiendo la guía de instalación oficial…