Pues sí, como bien dice el título: “Basta ya de pedir ayuda para después no responder”. Voy a ser muy concreto: hago esto porque me gusta y sin esperar nada a cambio. Pero de eso, a que me pidáis ayuda para después no responder, va todo un mundo. De mal agradecidos está el infierno lleno, una actitud intolerable. En la vida real cuando pides ayuda y te la prestan, como mínimo las gracias. Pues me molesta el tener que recordaros…